La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 

 

 

De la misma forma que puedes hacerte una revisión médica de tu cuerpo físico o llevas tu coche al mecánico para realizar la puesta a punto, con el autoanálisis periódico, compruebas tus pensamientos, emociones, hábitos, conocimientos, etc.

Casi todos mis clientes, sin importar que sean del ámbito personal o empresarial, cuando les pregunto qué desean solucionar, suelen empezar a explicarme cosas o circunstancias externas y casi nadie toma conciencia de qué sólo con nuestro cambio interior, podemos experimentar cambios exteriores. Para eso precisamente sirve el autoanálisis, para dejar de mirar hacia afuera y prestar atención consciente a lo que está ocurriendo en nuestro mundo mental y emocional.

Parece algo simple, pero muchas personas nunca lo hacen. Voy a mostrarte una forma sencilla pero muy poderosa para poder hacer esta comprobación que te mostrará en todo instante tu interior.

Este cuestionario de autoanálisis, también llamado check-list personal, suelo usarlo en mi vida personal y también con todos mis clientes como una herramienta adicional a todos mis Programas de coaching y mentoring.

Con sólo unas cuantas respuestas, puedes saber cuáles son las fortalezas y debilidades que tienes actualmente, para poder así trabajar de una manera mucho más enfocada en tus objetivos y metas.

Realizar un autoanálisis también puede servirte como orientación profesional, ya que en ocasiones llegas a descubrir potencialidades que no has explotado todavía.

Esta labor de introspección es muy útil y te recomiendo hacerla como mínimo 1 o 2 veces al año, ya que tanto tu carácter, como las habilidades y los propósitos suelen ir cambiando con el tiempo.

Si adoptas el hábito de realizar el cuestionario cada seis meses y guardar las respuestas, te sorprenderás de cómo vas evolucionando y no son pocas las veces que he escuchado a mis clientes decir ¿Esto es lo que antes pensaba de mí?

Con nuestro interior ocurre igual que cuando somos niños, pero no percibimos nuestro crecimiento. Por ello la hoja de autoanális te mostrará en primer lugar donde te encuentras ahora y en el futuro podrás comprobar los cambios que has experimentado, tanto en la faceta interna como externa.

Cuestionario para el autoanálisis

Aunque obtendrás muchos beneficios con tu chequeo personal, el responder al cuestionario te ofrecerá estas 2 ventajas principales:

1- Mejorar el conocimiento de ti mismo, para ampliar tu visión y poder decidir tu misión o propósito de vida y sus consiguientes metas.

2- Establecer los planes estratégicos para la elaboración de cualquier proyecto, ya sea personal o profesional.

Aunque el cuestionario que yo utilizo con mis clientes, es mucho más extenso, te muestro algunas de las preguntas a modo de resumen

Es fundamental que las respondas de la forma más sincera posible, ya que de no hacerlo el resultado será inútil:

¿Cómo me veo a mí mismo en el plano personal?

¿Cómo me veo a mí mismo en el plano de imagen física y salud?

¿Cómo me veo a mí mismo en el plano profesional/económico?

¿ Siento odio, rencor, rabia, resentimiento o emociones similares hacia alguna persona, circunstancia o cosa?

¿Me siento culpable de algo?

¿Qué aptitudes y actitudes positivas tengo?

¿En qué destaco?

¿Qué debilidades o defectos puedo sustituir o reducir en mi vida?

¿En qué aspectos puedo mejorar?

¿Qué motivos puedo argumentar por no tener lo que deseo?

¿Suelo posponer las cosas?

¿Tengo mis objetivos definidos y con un plan de acción con fecha límite?

¿Acepto fácilmente mi responsabilidad o suelo culpar a otros por mis fracasos?

Ponte manos a la obra con tu propio análisis y ya sabes que si tienes cualquier duda, estaré encantado de responderte.

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?