La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 
PERSONAL 43

Ya hemos hablado de leer  libros positivos, de escuchar cintas motivacionales, de tener la mente abierta y de una actitud positiva ante la vida entre otras muchas herramientas que podemos utilizar para nuestro crecimiento.

Hoy vamos a hablar de nuestro interior.

En ese interior se encuentran el inconsciente,  la parlanchina y nuestro YO SUPERIOR.

Pero vayamos por partes.  La parlanchina es la parte que todos tenemos, todos, que es la que trata de volvernos locos. Sobre la que no se controla. Es ella quien quiere controlarnos a nosotros y en la mayoría de los casos lo consigue. Y vaya si lo consigue.

Esla parte de nuestro ser que contiene todo lo negativo y es quien envía mensajes a nuestro inconsciente La mente subconsciente es un deposito ingente de información. Es como una especie de superordenador que maneja infinidad de datos, los cuales clasifica y ordena.

Suele ocurrir cuando no recordamos el nombre de una persona, de una película, de un actor de cine, etc, y decimos la frase “lo tengo en la punta de la lengua” ó incluso cuando sabemos que sabemos algo pero no lo recordamos y seguimos con nuestra conversación ó con cualquier otra cosa que estemos haciendo y… salta la chispa y se nos viene a la boca eso que antes no recordábamos. Incluso han podido pasar minutos, horas, etc.

¿Qué ha ocurrido? Pues ha ocurrido que  la mente, la parlanchina dio la orden que nuestro subconsciente buscar esa información y cuando la encuentra avisa a la parlanchina y ella nos lo dice. Así de sencillo. No nos ha venido por casualidad. Ni por magia. Nos ha venido por un proceso mental.  Dio una orden y esta se cumplió.

Por otro lado en nuestro YO SUPERIOR habitan la creatividad, la intuición, la fe, el amor, las aspiraciones, el amor, etc.

A veces ocurre, casi siempre, que la mente consciente está regida por la parlanchina y esta tan acostumbrada a escucharla que se olvida de escuchar al YO SUPERIOR y necesita que se lo recuerden. Que se lo recuerden sin cesar.

La parlanchina es la que nos dice, veras como te ira mal. Cuando llegues no estará. No hagas esto ó lo otro que te saldrá mal. Y lo curioso es que si lo hacemos y nos sale mal, lógico con esa actitud mental incluso nos recuerda eso de “ya te lo dije” y nosotros nos decimos eso de “ya sabía que pasaría”.

Por eso debemos “amaestrarla” y que nos ayude. Y también debemos contactar con nuestro YO SUPERIOR.

Cuando decimos que no valemos para nada y que nadie nos presta atención ese es el mensaje que enviamos a nuestro subconsciente y eso es lo que recibimos de ellos. Recibimos enfermedad, malestar y todo aquello negativo relacionado con lo que decimos. Se nos devuelve multiplicado aquello que nos decimos.

Sin embargo cuando decimos que somos personas vitales, que nos irá bien todo lo que hagamos todo nos irá bien porque por decirlo de alguna manera nos “enchufamos” a la corriente universal. Una de ellas es la Ley de la Atracción. Esto es que lo semejante atrae a lo semejante. Que lo igual atrae a lo igual. Por eso es muy importante adiestrar a nuestra mente.

Todo lo que está llegando en tu vida, tú lo estás atrayendo a tu vida y lo atraes a ti, por virtud de las imágenes que mantienes en tu mente. Es lo que estás pensando. Eres lo que piensas. Sea lo que sea lo que está pasando en tu mente tú lo atraes a ti. Como se suele decir, EL MUNDO SE CREA DOS VECES. PRIMERO SE CREA EN TU MENTE Y LUEGO SE MATERIALIZA EN EL MUNDO. EN LA REALIDAD.

Ténganlo en cuenta. Ahora que saben algo más sobre ustedes utilícenlo.

Piensen en lo que quieren conseguir ó en como quieren ser. Repítanselo

Su mente se lo creerá y se pondrá a trabajar de inmediato para conseguir aquello que quieren.

Si solo piensan en negatividad conseguirán negatividad. Si realmente quieren conseguir aquello que desean piénsenlo y recuerdenlo.Haganselo saber a su YO SUPERIOR. Que sea quien mande. Que nuestro inconsciente trabaje en ello.

Recuerden que de todas formas ellos tienen una misión. Y podemos hacer que esa misión sea positiva para nosotros. Que nos ayude. Hagámoslo.

Saldrán ganando. Ya verán.

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?