La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 
PERSONAL 14

PARA REFLEXIONAR

 

A continuación os invito a leer y reflexionar sobre una historia.

Una historia que bien pensado explica lo que realmente está ocurriendo en estos tiempos.

 

Había una persona que vivía al lado de una carretera donde vendía bocadillos.

Era sordo, por lo que no escuchaba la radio.

Tampoco veía muy bien, así que tampoco veía la televisión ni los noticieros.

Tampoco leía los periódicos.

 

Pero eso sí. Vendía bocadillos. Bastantes bocadillos calientes y jugosos.

Alquilo un trozo de terreno, coloco un gran cartel y anuncio su mercancía gritando a pleno pulmón:

 

¡Compren deliciosos bocadillos calientes!

 

Y la gente compraba. ¡Vaya si compraban!

Aumento las adquisiciones de pan y de carne.

Compro una parada más grande para así poder ocuparse mejor de su negocio.

Seguía vendiendo bocadillos y decidió ampliarlo de nuevo y comprar más pan y carne.

 

En esto estaba cuando decidió llamar a su hijo para que le ayudara en el negocio.

Su hijo estudiaba en la universidad y quería que le ayudase por las tardes.

 

Pero entonces paso algo de importancia.

 

Su hijo le dijo:

Padre. ¿No escuchas la radio ni lees los periódicos?

Estamos sufriendo una grave crisis. La más grande de los últimos tiempos.

La situación es francamente mala y seguramente irá a peor.

 

El padre pensó “Mi hijo estudia en la universidad, lee los periódicos y escucha la radio. Tambien ve la televisión. Es persona de mundo, no como yo, que solo vivo en una carretera vendiendo bocadillos. Sabrá muy bien lo que se dice”.

 

Entonces compro menos pan y menos carne. Quito el gran cartel, desalquilo el terreno para eliminar gastos y no anuncio sus bocadillos.

 

Las ventas disminuyeron cada día más.

 

“Tenias razón hijo mío- dijo al muchacho-

Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis. No puede irme peor.

 

 

Como verán esta historia bien podría ser real.

Tengamos mentalidad ganadora.

Actuemos como si no existiera la crisis.

Actuemos con una mentalidad positiva y ¡ANTICRISIS”.

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?