La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 

Las causas del estrés diario (relacionadas con la gestión del tiempo)

 

 

Buenos días querido lector@.

No vayamos a empezar ya con los nervios y con esa consabida palabrita llamada stress.

Ese es el motivo por el cual escribo este post. Para que estemos más tranquilos.

 

Son muchas las causas aunque vamos a intentar resumirlas aquí.

Algunas tienen que ver con el tiempo, o mejor dicho con la gestión del tiempo. Otras con conflictos y problemas. Todo es mental.

La vida como ya he comentado en algunas ocasiones es mental.

A continuación indico algunas de las causas.

 

 

1. No saber desconectarse de los problemas. Los problemas que se originan en el trabajo deben quedarse en el y no llevártelos a casa. Ese agobio que tenemos nos acompañará a todas partes, ya que los problemas tienen la virtud o mejor dicho, la mala virtud, de acompañarnos siempre. En todo momento y a cualquier lugar. Los chiquillos son bastante pesados.

 

Puede parecer un poco difícil al principio pero con un poco de práctica se consigue. Podemos jugar a “quitarnos el sombrero” al salir de la oficina o a dejarlos en la puerta, “por fuera de casa”. Que no entren contigo.

 

2. Aplazar la toma de decisiones. Hay personas que el dicho de lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana parece que lo entiendes al revés. Lo que puedas hacer hoy mejor déjalo para mañana. Si has decidido realizar algo pues hazlo. No le des más vueltas y toma acción. Cuanto antes mejor.

 

3. No priorizar. En la vida lo importante siempre es lo importante, aunque algunas personas siempre vivan en lo urgente. Hacen de bomberos todo el día. No entienden que lo importante siempre es lo primero y cuando no ordenas tus tareas al final todo se convierte en urgente y tú te conviertes en un apagafuegos. Es una sensación malísima ya que el tiempo te asfixia, te agobias y al final parece que no estás haciendo nada. Realmente si no priorizas al final te irás a casa con esa sensación y es posible que sea cierto. Haz hecho muchas cosas pero no te ha cundido nada de nada.

 

Utiliza números para tus tareas. Ordénalas por orden de importancia y dedícale un tiempo. Todos sabemos que una tarea puede consumir todo el tiempo que le dediquemos, pero en la vida hay un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo. A esa gestión se le llama “poner los patitos en fila”.

 

4. Ser reactivo. En la vida existe el dicho chino que reza asi. “Ante la preocupación ocupación y no el siguiente “Te preocupas más de lo que te ocupas”; Hay veces que se tarda menos en “hacer que en pensar”. Ponte manos a la obra. La palabra clave es “PROACTIVO” Anticípate.

 

5. Asertividad. De este tema ya hemos hablado pero nunca me canso de ello.

Ya sabemos lo que es la asertividad y si eres nuevo o quieres refrescar los conocimientos puedes hacerlo leyendo los post que he escrito en este diario sobre este tema.

El saber decir “no” es muy importante. Y aunque la asertividad sea mucho más que eso si es muy importante.

No no no no y no. Grábate esa palabra y si tienes que decirla dila.

 

6. No descansar lo suficiente. El cerebro necesita descansar las horas suficientes. No creas que por no dormir o dormir poco vas a hacer más.

Descansa. Te encontrarás más relajado y rendirás mejor.

 

7. Los ladrones de tiempo. Estos si que tienen delito. Si alguien nos roba el dinero y lo “trincan” puede acabar en la cárcel. Si lo pierdes en una mala inversión puedes recuperarlo pero con el tiempo no ocurre asi. El tiempo que has perdido se perdió y ese ya no vuelve.

Hay un dicho que reza asi “quien pierde una hora la busca todo el dia. Quien pierde un dia lo busca toda la semana. Quien pierde una semana lo busca todo el mes. Y quien pierde un mes lo busca todo un año. Por último el que pierde un año lo busca toda la vida.

Piensa en cuales son tus ladrones de tiempo.

Puede ser la televisión, los correos electrónicos, el conectarte a internet o el whassap. Pueden ser las interrupciones que te ocurren durante todo el dia porque no eres capaz de decir que no a quien te interrumpe, etc. Piensa en ellas y elimínalas. Si no puedes con todas reduce las que puedas.

 

8.- Planifica. En mi pasado militar hay una frase que se repite en mi cabeza y que ya en su día me dijeron me la grabase a fuego y asi ocurrió. “Si fracasas al planificar planificas el fracaso”.

Una frase muy pero que muy importante. Es fundamental el tener “cierto control” ya que al escribir lo que tenemos que hacer liberamos a nuestra cabeza. En caso contrario lo que ocurre es que para no olvidarnos todo da vueltas una y otra vez como una centrifugadora para que no se nos olvide. A veces paradójicamente, cuando lo escribes son muy pocas cosas aunque a ti te parecían más.

 

9. No seas perfeccionista.

 

Otro dicho, hoy estoy sembrado de dichos, dice que “la perfección es enemiga de lo rentable”. A lo que yo añado, salvo que te dediques al mundo de los diamantes en cuyo caso estas obligado a ello. Asi de simple. No te compliques en la “perfección”. Hazlo bien y sobre todo hazlo bien a la primera.

 

10. Realiza una sola cosa a la vez. Veras lo importante que es “el placer de tachar”. Uno a uno.

 

Ya dicen los árabes  en un dicho muy popular: “no se pueden montar dos caballos a la vez”.

 

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?