La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 
PERSONAL 31

La Personalidad Correcta para Avanzar

Lo que he escrito aplica tanto para el profesionista como el obrero como la persona que se dedica a vender o a cualquier otra forma de negocio.

No importa si eres un físico, un maestro, o un cura, si le puedes dar incremento de vida a los demás y hacer que se den cuenta de eso, serán atraídos hacia ti, y te volverás rico. El médico que mantiene una imagen de él como la de un gran y exitoso curador, y que trabaja hacia la realización de esa visión con fe y propósito será increíblemente exitoso, los pacientes vendrán a el en manadas.

Nadie tiene una más grande oportunidad de llevar a cabo los efectos de este libro que los practicantes de medicina. No importa a cuál de las escuelas pertenezca, porque el principio de sanación es común a todas ellas y puede ser alcanzado por todas. El "hombre que avanza" en medicina, y que se aferra a una imagen de el mismo como exitoso, y obedece las leyes de la fe, propósito, y gratitud, curara cualquier caso curable que se le presente.

En el campo de la religión, el mundo pide al sacerdote que pueda enseñar a sus discípulos la verdadera ciencia de estar bien, ser grandioso, y ganar amor, y quien enseñe estos detalles desde el pulpito, nunca le faltara una congregación. Este es un sermón que el mundo necesita, dará incremento de vida, y la gente lo oirá gustosa y le dará apoyo a la persona que se los enseñe.

Lo que se necesita ahora es una demostración de la ciencia de la vida desde el pulpito. Necesitamos sacerdotes que no solo nos digan como, pero que nos demuestren como. Necesitamos al guía que en si mismo sea rico, grande, y amado, que nos diga como agarrarnos a estas cosas, y cuando venga tendrá una gran y leal audiencia.

Lo mismo es verdad para el maestro que puede inspirar a los niños con la fe y el propósito del avance en la vida. El nunca se quedara "sin trabajo". Y cualquier maestro que tenga esta fe y propósito lo puede dar a sus pupilos. No puede evitar dárselos a ellos si es parte de su vida y sus hábitos.

Lo que es verdad para el maestro, sacerdote, y medico es verdad para el abogado, dentista, agente de bienes raíces, - de todos.

La combinación de acciones mentales y personales que he descrito es infalibles; no pueden fallar. Cada hombre y mujer que siga estas instrucciones constantemente, perseverantemente y a la letra, se hará rico. Hacerse rico es una ciencia exacta.

El obrero encontrara que esto es cierto para el así como para los demás mencionados. No sientas que no tienes la oportunidad de hacerte rico porque trabajas donde no hay oportunidad visible de avance, donde la paga es poca y el costo de la vida alto. Forma tu clara imagen mental de lo que quieres, y empieza a actuar con fe y propósito.

Haz todo el trabajo que puedas hacer, cada día, y haz cada pedazo de trabajo de una manera completamente exitosa. Pon el poder del éxito y el propósito de hacerte rico en cada cosa que hagas.

Pero no hagas esto meramente para ganar el favor de tu empleador, con la esperanza que el, o los que están arriba, vean tu buen trabajo y te promuevan. No es muy probable que pase.

La persona que solamente es un "buen" trabajador, llenando su lugar al alcance de sus habilidades y satisfecho con eso, es evaluable para su empleador, y no es de interés para su empleador promoverlo. Vale más en donde está.

Para asegurar el desarrollo, algo mas es necesario que llenar tu lugar actual.

La persona que seguramente avanzara es la que es más que llena su lugar actual, que tiene un concepto claro de lo que quiere ser, que sabe que lo puede lograr, y que está determinado a SER lo que quiere ser.

No trates de llenar tu lugar actual con la idea de complacer a tu empleador. Hazlo con la idea de avanzar tú. Abraza la fe y el propósito de incremento durante las horas de trabajo, después de las horas de trabajo, y antes de las horas de trabajo. Mantenlo de manera de que cada persona que tenga contacto contigo, ya sea un cliente, compañero de trabajo, o amistad social, sientan el poder del propósito irradiando de ti. La gente será atraída hacia ti, y si no hay la posibilidad de avance en tu trabajo actual, pronto veras la oportunidad de tomar otro trabajo.

Hay un poder que nunca falla en presentarle oportunidades a la personalidad que avanza y que se mueve en obediencia a ciertas reglas. Dios no puede evitar ayudarte si actúas de cierta manera. Debe hacerlo para ayudarse el mismo.

No hay nada en tus condiciones actuales o en la situación de la economía que te pueda mantener abajo. Si no te puedes hacer rico en el acero, lo serás en la agricultura. Y si empiezas a actuar de cierta manera, seguramente escaparas de las "penurias" de vender acero y te moverás a otro campo donde quieras estar.

Si unos miles de los obreros del acero empezar a actuar bajo estas leyes de riqueza, la industria acerera la pasaría mal. Les tendría que dar mas oportunidades a sus trabajadores o cerrar sus plantas. Nadie tiene que trabajar por poco. Los bajos sueldos duraran mientras la gente ignore estas leyes de riqueza o sean tan flojos mentalmente para practicarlas.

Empieza esta manera de pensar y actuar, y tu fe y propósito te harán ver rápidamente cualquier oportunidad de mejorar tu posición. Esas oportunidades vendrán rápidamente, porque el poder supremo, trabajando para todos y trabajando para ti, las traerá hacia ti.

No esperes por una oportunidad para ser todo lo que quieres ser. Cuando una oportunidad de ser más de lo que eres actualmente se te presente y te sientas inclinado a tomarla, tómala. Será el primer paso a una oportunidad más grande.

No existe en este universo algo como la falta de oportunidades para la persona que avanza en la vida.

Es inherente en la constitución del universo que todas las cosas deben ser para el y trabajar en conjunto para su bien, y de seguro se volverá rico si piensa y actúa de cierta manera. Por lo tanto deja que los que ganan el salario mínimo estudien este libro con mucho cuidado y ejecuten con confianza la manera de actuar que prescribe. No fallara.

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?