La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 

HABLAR EN POSITIVO

 

Muy buenos días de viernes  queridos lectores.

Hoy vamos a tratar del lenguaje positivo. De ser positivo.

Y vamos a comenzar eliminando la palabra NO todo lo que seamos capaces de hacer de nuestro vocabulario, y para ello, vamos a contar con varios ejemplos.

Imaginemos que estamos con nuestro hijo y le estamos enseñando a montar en bicicleta. Como verán una estampa muy fácil de visualizar ya que todos hemos pasado por ello. O siendo niños con nuestros padres, o enseñando a nuestros hijos o en ambas situaciones.

Una vez que el chiquillo o la chiquilla va solo, titubeando y moviendo el manillar, una voz sale de nosotros y le dice: No te vayas a caer ten cuidado¡¡¡ a lo que el chiquillo responde con casi total seguridad con…. Pues con la consiguiente caída.

El se esta esforzando en mantener el equilibrio y nosotros le recordamos que no se caiga. Como el no no existe, ya lo hemos visto en otros post, al final es más fácil que se caiga que continúe pedaleando.

¿Qué es mejor? ¿Decirle ten cuidado no te vayas a caer? O ¿sigue asi mantén el equilibrio? Pues seguramente sigue asi mantén el equilibrio. Vas muy bien¡¡¡ De paso reforzamos su acción.

Seguimos con los ejemplos.

Cuántos de nosotros no hemos llegado a un establecimiento por ejemplo para comprar cualquier cosa, y hemos preguntado ¿NO TENDRAS (LO QUE QUERAMOS COMPRAR) POR CASUALIDAD? Ó ¿NO TE QUEDARÁ PAN VERDAD? Por lo que damos por sentado algo.

Se supone que uno va a comprar algo. No que uno NO VA A LA TIENDA A NO COMPRAR ALGO No sé si me estoy explicando. Es un juego de palabras pero sé que mis lectores NO SON TORPES… PERDON, quiero decir que mis lectores son muy listos¡¡¡ Hasta yo me equivoco¡¡¡ y lo entienden. NO vayamos ya con el NO por delante. Con la negatividad por montera.

Vamos con otro ejemplo. Otra estampa muy familiar.

Estamos en un bar y el camarero nos dice las tapas que tiene. Hay personas que cuando el camarero le va diciendo las tapas van diciendo: No. Eso no me gusta. No eso tampoco. Ni esa¡¡¡ o lo dicen o lo expresan con la cabeza.

Lo más fácil seria esperar a que nos dijera algo que nos guste y pedírselo. O preguntarle pero bien preguntado. No como preguntábamos en el ejemplo de antes dando casi por sentado que no lo va a tener. Preguntando: ¿tienes (lo que vayamos a pedir)?

Con esto lo que quiero es que vayamos familiarizándonos con el lenguaje positivo. O al menos con una parte.

Que el NO hay veces que es importante e imprescindible decirlo y que si nos dan a elegir ¿Qué prefieres esto o lo otro? Digamos siempre lo que hemos decidido no lo que no hemos decidido.

 Tengo un amigo que cuando se le da a elegir es curioso su forma de responder. Si le preguntas quieres carne o pescado, por ejemplo, el responde: No. Pescado no, en vez de responder con aquello que quiere responde con lo contrario. Con aquello que no quiere. Muy curioso mi amigo.

También recordando otros post, solemos vivir la vida como mi amigo.

En la vida lo importante es lo que uno quiere. No lo que no quiere.

Y vivimos asi día tras día. Día tras día.

Pensando en lo que no queremos y la vida trayéndonos aquello que no queremos.

La mente es una brújula. Nos trae precisamente aquello en lo que nos enfocamos.

Por eso amig@s tened mucho cuidado con aquello que pensáis ya que puede hacerse realidad.

 

 

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?