La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 
PERSONAL 1

El uso de metáforas.

 

Como ya sabéis, el uso de metáforas no es algo nuevo, sino que se lleva utilizando desde tiempos inmemoriales.

De hecho la palabra metáfora procede del griego. Phrein, significa llevar, y meta, que significa más allá.

Podemos decir que el significado de la metáfora es llevarnos más allá de su significado inicial.

Es una relación entre dos hechos, los cuales comparamos para llegar a una meta. Su entendimiento.

 

El uso de la metáfora en el coach, puede usarse con al menos dos propósitos:

1)       Experimentar. El contar una historia de éxito al coacheado  para ver cómo se siente.

De hecho guardará ese relato como “su experiencia”. Podrá ponerse en el “pellejo” de dicha situación. Con lo cual no solo “se verá”, sino que será capaz de llevarlo a cabo.

2)      Mirar desde otro ángulo. Lo que llamo “salir de la caja mental”. Ver el problema desde otra perspectiva. Lo que se denomina “sacarlo del bosque”.

 

En que ayudan las metáforas al coaching:

-          Orientan la mente hacia la libertad.

-          Captan el interés.

-          Se utilizan para eludir la resistencia al cambio.

-          El coacheado no se siente amenazado.

-          El coacheado saca sus propias conclusiones.

-          Le ayudamos a reflexionar.

-          DEJAN DE LADO EL PENSAMIENTO LÓGICO Y ANALÍTICO y abrimos las percepciones y significados.

-          Las metáforas se hacen un hueco por si solas en la memoria.

           

Por último solo unos consejos en el uso de las metáforas.

 

1)       No traducir ó interpretar las metáforas. Nunca.

2)       Que exista una relación entre el coacheado y la metáfora.

3)       Es importantísimo los silencios, la actitud corporal y la entonación.

Seguro que todos recordamos alguna metáfora. Y seguro que también recordamos como su simple uso nos dio que pensar.

 

Leamos algún libro de metáforas y apliquémoslas con sentido.

Nos vendrá muy bien. Nos hará pensar y reflexionar. Eso tan importante que “casi nunca hacemos”.

 

e �Y u�� � � le podemos ayudar.

 

Y lo que es más importante. Tenemos que darle “su sitio” a nuestro cliente. A nadie le importa lo buenos que somos. Le interesa en que manera podemos ayudarles. Pregúntale al principio y que hable. El te dará las instrucciones de lo que le hace falta, de sus dolores. En definitiva “de que le duele”. Sabiendo su dolor podremos ayudarle.

 

Y no olvides amigo vendedor que nosotros visitamos a nuestros clientes para hacerle más fácil su existencia.

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?