La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 
LIDERAZGO 8

Aquello que no es un líder

Un líder no es simplemente el gerente que se sienta en un rincón de la oficina, la persona que controla los horarios de los empleados y los cheques del sueldo, o la persona que contrata y despide a los empleados. Los gerentes hoy en día deben ser flexibles y estar dispuestos a adaptarse a una fuerza de trabajo cada vez más joven y que cuestiona la autoridad cada vez más.

Las empresas de tecnología han tomado la iniciativa a la hora de demostrar que una cadena de mando menos autoritaria puede producir excelentes resultados. Empresas como Microsoft, de Bill Gates, disfrutan de un ambiente parecido a un campus universitario donde la permisividad no es la excepción, sino la norma.

Como líder debería evitar lo siguiente:

·          Micro-gestión: párese a considerar la posibilidad de que esté siguiendo a sus empleados demasiado de cerca, o manejando demasiadas responsabilidades en la empresa. ¿Se le considera acaparador?

·          Cercanía: no se acerque demasiado a sus empleados. Usted es el líder, no el mejor amigo de sus empleados. Es difícil criticar o aleccionar a alguien a quien se ve como a un amigo, y es incluso más difícil que ese empleado se tome la crítica como imparcial.

·          Mal genio: deje de lado sus emociones negativas. Todos somos humanos, pero como líder debe dejar de lado sus estallidos negativos o posibles ataques personales contra los colaboradores.

·          Arrogancia: usted no es la deidad suprema. Recuerde que no sería un líder sino tuviese una plantilla. Evite comportamientos autocráticos.

Líder tampoco es sinónimo de gestor. La gestión implica funciones específicas de la empresa como manejar un presupuesto, desarrollar un producto y elaborar informes.

 

 

 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?