La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Compartir en redes sociales

 
LIDERAZGO 13

El hombre nació para ser líder:el liderazgo personal es un proceso que se aprende. El hombre nació para ser líder: es su naturaleza. Pero eso no significa que nació líder. Significa que nació con todos los talentos, capacidades y atributos necesarios para desarrollar el liderazgo y que nació con un deseo muy íntimo de dirigir, de construir y de superar los problemas de la vida.

El aprendizaje comienza pronto en la vida. Basta observar a un grupo de niños para comprenderlo. Uno de ellos dirige las actividades del grupo un tiempo. Después otro lo sustituye. El que no puedo, se separa del grupo y trata de atraerse seguidores mediante el señuelo de algo diferente.

A través de la vida toda persona es líder de algo o de alguien o en algunas circunstancias. El liderazgo personal es una cualidad común a todos los hombres. Cada uno tiene en sí el potencial para su liderazgo personal. Aquellos que descubren las riquezas que la vida les ofrece, aquellos que perciben las oportunidades que les rodean, son quienes han osado utilizar su potencial de liderazgo personal. El liderazgo no es creado por las situaciones, sino por la respuesta del hombre a las situaciones.

 

Las recompensas del liderazgo: desarrollar el liderazgo personal es avanzar por el camino del éxito. Es una motivación personal para emplear mejor las capacidades que Dios ha dado. El ser humano en sus propias búsquedas encuentra una gran alegría en vivir, en trabajar, en relacionarse con las personas, cuando siente que su vida vale para algo. Esto es liderazgo personal. El liderazgo es una habilidad para sacarle jugo a la vida; consiste en saber lo que uno quiere realizar y tener la suficiente confianza en uno mismo para llevarlo a cabo. Es comprender que la esencia de la vida se encuentra tanto en dar como en recibir. Nuestra vida es como una orquesta sinfónica y Dios nos ha entregado la batuta de director. Quien no desarrolla su liderazgo en la vida, en cierta forma fracasa.

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?